Noticias

La UTA realiza Jornada Educativa sobre estrategias de intervención con estudiantes TEA

Encuentro online tuvo por finalidad sensibilizar y concientizar sobre la temática, entregar orientaciones y herramientas a los asistentes.

Una exitosa, significativa y emotiva Jornada de Estrategias de Intervención Educativa con Estudiantes TEA (Trastorno del Espectro Autista) se realizó en la Universidad de Tarapacá gracias al trabajo colaborativo entre la Vicerrectoría de Desarrollo Estratégico y la Dirección de Docencia y que congregó a más de 400 asistentes vía remota.

La actividad estuvo encabezada por la Vicerrectora de Desarrollo Estratégico Dra. Jenniffer Peralta Montecinos y el Director de Docencia Dr. Carlos Leiva Sajuria, quienes dieron la bienvenida a los asistentes, enfatizando en la importancia del desarrollo de esta actividad dirigida a las y los académicos de la Institución.

El 02 de abril pasado se conmemoró el día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, fecha instaurada por la Organización de Naciones Unidas a partir del año 2007 con la finalidad de dar énfasis en la contribución a la mejora de la calidad de vida de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), promoviendo su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho. Fue en ese contexto que la jornada educativa TEA nace con la intención de fomentar encuentros entre profesionales de la educación de nuestra Casa de Estudios Superiores y profesionales expertos en la temática para promover el conocimiento y ofrecer un punto de encuentro e información, así como también acercar el relato de personas con TEA.

La Jornada fue abierta a la comunidad académica, sin embargo, despertó el interés de toda la comunidad UTA, que se hizo parte y participó activamente, expresando la necesidad de repetir y profundizar sobre esta y otras temáticas.

“NADA DE NOSOTROS SIN NOSOTROS”

El punto más emotivo de la jornada fue el relato de las personas invitadas a la jornada y diagnosticadas con TEA, quienes compartieron sus experiencias con los asistentes, relatos que luego propiciaron profundas reflexiones en el trabajo grupal realizado. Las invitadas a exponer valoraron positivamente la invitación, ya que generalmente -según sus apreciaciones- se hacen este tipo de actividades sin su presencia, mientras que ellas son partidarias de «Nada de nosotros sin nosotros».

BALANCES

Al finalizar la actividad fueron bastante positivos los balances, por la alta asistencia, la gran participación y sobre todo por el ambiente generado gracias a la jornada. Así lo señaló el Director de Docencia Dr. Carlos Leiva Sajuria, quién apuntó que la actividad fue un éxito en varios sentidos. “La jornada tuvo una altísima convocatoria. Ello expresa que estamos coincidiendo desde diversos ámbitos en la preocupación por nuestra comunidad, especialmente por nuestros estudiantes. Por un lado, la organización central de la Universidad, a través de la VRD y la Dirección de Docencia con sus profesionales, está poniendo en el tapete temas que son de importancia estratégica para el desarrollo de una Universidad que se ve a sí misma como una comunidad de trabajo, pero también como un grupo humano que busca la equidad para sus miembros y, por otro lado, la comunidad académica está expectante de aprender, para entregar una mejor atención a nuestros estudiantes, para comprenderlos mejor. Todo en pos del éxito del desarrollo de los futuros profesionales. También fue un éxito en el sentido que todos aprendimos, y algo que aprendimos hoy es que este trabajo recién comienza, que nuestra labor como academia se enriquece y complejiza cada día más, exigiendo de todos nosotros una mayor compenetración con todos los miembros de la comunidad y una visión más humana de los procesos”, sostuvo la autoridad universitaria.

Mientras que, en relación a las conversaciones y reflexiones surgidas, Leiva Sajuria comentó que los relatos fueron una llamada de atención hacia algunas actitudes y procedimientos que se deben mejorar. “Fue muy interesante aprender de los propios labios de quienes eran el objetivo de nuestra jornada, las experiencias, lo bueno y lo malo, que viven día a día. El éxito de una comunidad como la nuestra se basa en comprender al otro y ello se hace mirándonos, dándole el rostro a los temas de los que hablamos”, expresó.

Para la Vicerrectora de Desarrollo Estratégico Dra. Jenniffer Peralta Montecinos, las actividades como la realizada permiten profundizar en la incorporación de las perspectivas de equidad y la inclusión con avances concretos fundados en el interés y compromiso de quienes son parte de la Universidad. “Este Seminario liderado por la Dirección de Docencia nos ha permitido reflexionar conjuntamente y acercarnos a la cotidianeidad de la docencia desde una perspectiva conceptual y también vivencial. La invitación hecha por las relatoras a diferentes estudiantes y académicos, ha generado un impacto significativo que nos ayuda a empatizar genuinamente con las experiencias de docencia desde la experiencia de sus protagonistas y renovar nuestro compromiso colectivo con los procesos de enseñanza aprendizaje focalizados en nuestras y nuestros estudiantes”, contó la vicerrectora que, además añadió: “Actividades como estás permiten transversalizar miradas y promover la mejora continua en el cumplimiento de nuestra Misión Utaina en una aproximación interseccional y sobretodo integradora de saberes científicos y experienciales en pro de nuestra comunidad universitaria”.

En ese sentido y en relación a los avances en materia de inclusión en la UTA, Peralta Montecinos preciso que el Proyecto de Fortalecimiento PF UTA 1899, ha permitido generar bases sólidas para la institucionalización de la equidad de género, la inclusión y también para la formación ciudadana y los comportamientos de ciudadanía universitaria. “Hemos identificado brechas, revisado protocolos y programas existentes, todos los avances deben institucionalizarse en mejoras de calidad con equidad, con sentido ético y con bienestar, estudiantil y laboral. Hay avances concretos en creación de unidades; en diagnósticos de brechas; en mejoras de infraestructura y la incorporación de herramientas tecnológicas y 3 espacios inclusivos para actividades de aprendizaje; nuevas prácticas de participación y comportamiento de ciudadanía; protocolos preventivos y de abordaje de situaciones concretas; en simetría entre Casa Central y la Sede Iquique. Aún nos queda mucho por avanzar como Universidad internamente y en nuestra vinculación con las comunidades territoriales. Todas y todos somos parte del desafío, es un momento muy inspirador en el que vivimos”.

Por su parte Wendy Mondaca Gómez, una de las expositoras en la jornada valoró la invitación y comentó sobre la importancia de la realización de este tipo de actividades en la UTA. “Creo que es muy importante que se haya realizado y se sigan realizando jornadas de capacitación a académicos, sobre todo de estas temáticas que son poco conocidas en profundidad, pero que a la vez son necesarias, considerando la gran variabilidad de estudiantes y estilos de aprendizaje de cada uno, y más aun pensando en que muchos de los que necesitan más apoyo para lograr avanzar en el desafío estudiantil, son invisibilizados”.

La expositora, también coincidió en la importancia y el impacto del relato de las invitadas a exponer. “Me parecieron experiencias y relatos adecuados, y espero que se logren concretar acciones reales a partir de sus reflexiones dada la gran relevancia de la temática en este ámbito universitario”, cerró.

En tanto, Carla Semir, estudiante de cuarto año de la carrera de Psicología en la UTA y una de las invitadas a compartir su experiencia en la jornada, comentó que “en términos prácticos, me pareció positivo para mí y para el desarrollo de la jornada. En términos personales, es la primera vez que comparto mi experiencia y tuve que enfrentar varias barreras, miedos y sentimientos de inseguridad, ya que el proceso fue torpe. No supe desde un principio la magnitud del evento, ni que luego sería público, y menos que me pedirían opinión para prensa. Pero la posibilidad de haber aportado, me ayudó a traspasar rápidamente las dificultades. Además, quedé muy agradecida por el respeto y la motivación que percibí de los participantes”, contó la estudiante.

Semir, en relación a las dificultades con las que se encuentran las personas con TEA en las instituciones de Educación Superior, apuntó que es importante tomar conciencia sobre este trastorno. “Así como intenté expresar en la actividad, creo que hay que direccionar cualquier intento en la neurodiversidad, y eso va más allá de las personas del espectro autista. Principalmente, porque creo que el sistema educativo universitario no está diseñado siquiera para parte de la población que no es del espectro. Estamos en una época en que hay que desarraigarse de formas antiguas y aprender de toda la información que tenemos, y parte de eso es que los seres humanos somos diversos. Por lo que hay que aprovechar que se inicia este proceso de construcción de estrategias para direccionarlas, con la justificación de atender las necesidades de los estudiantes (y docentes) del espectro, a una reestructuración del modelo educativo que se adapte a este caótico, diverso y complejo universo humano”, explicó.

Sobre lo mismo, comentó que algunas estrategias para abordar esta temática pueden ser, reconsiderar los métodos de evaluación. “Estos son arcaicos y limitan la posibilidad del aprendizaje, ya que establecen tiempos estandarizados para el aprendizaje de los contenidos. Además, que sostienen ideas de competencia entre estudiantes y una valoración que supera el número de la calificación, que cala hasta la autoestima del evaluado, principalmente porque en mi experiencia, luego de una prueba en donde hubo malas calificaciones no hay refuerzo de la materia mal o no aprendida, sino que se continúa con la siguiente unidad. Por lo que un modelo circular, activo, que reactive el sentido del aprendizaje, que comprenda los diferentes tiempos y estrategias de aprendizaje del estudiantado, que acentúe la enseñanza por sobre la entrega de contenidos y que permita construir otros métodos de evaluación de aprendizaje adquirido sería óptimo.

Finalmente, indicó que la modalidad online ha sido una gran posibilidad de experimentar modos diversos de educar y aprender. “Por un lado le ha traído problemas a quienes lo presencial les acomoda, pero ha traído tiempos de calma a quienes no sabían que podía existir una forma más amable para aprender. Aunque este tema acarrea también otros factores propios de la pandemia y las restricciones de cuarentena, en un futuro retorno a las actividades presenciales la modalidad online debería mantenerse presente como opción, ya que esta permite, a quienes la normalidad consensuada no le es cómoda, adaptar y optimizar su espacio de estudio y/o trabajo”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin