Noticias

Con el taller de “Elaboración de Syllabus”, Educación Parvularia comienza segunda etapa y final del rediseño curricular de su carrera

Gestión curricular

Fase consta en la elaboración del programa de asignatura, la que será acompañada por asesores del Centro de Innovación y Desarrollo de la Docencia (CIDD).

Inmerso en el Convenio de Desempeño de Formación Inicial de Profesores (FIP), la carrera de Educación Parvularia, fue la primera en renovar su plan de estudio incorporando el Sistema de Créditos Transferibles (SCT), y hoy se encuentra en la segunda etapa del rediseño que se refiere a la construcción de los programas de asignaturas.

En este contexto, la asesora curricular del CIDD, Galia Meneses Riquelme, realizó a los académicos de esta carrera, la primera de un total de tres capacitaciones en torno a la elaboración de estos syllabus. En esta primera capacitación, la Magíster en Currículum y Evaluación hizo una introducción a los asistentes para situarlos en la tarea que deben realizar, explicando y dando énfasis en que el principal agente innovador son los mismos académicos, quienes con sus prácticas hacen innovación.

En su muestra, Meneses explicó además sobre la relevancia que tiene esta etapa del rediseño que es tomar en cuenta las estrategias activo-participativas, la evaluación y los resultados de aprendizaje, argumentando que son tres componentes del currículo destacados en el proceso de renovación curricular en la Universidad de Tarapacá.

IMPRESIONES
Juanita Escobillana, jefa de carrera de Educación Parvularia, manifestó que luego de su plan innovado el año 2015, el trabajo que vienen preparando desde hace dos años aproximadamente en relación a la reformulación de la malla, dado el plan estratégico de la universidad de acreditar todas sus carreras, se ha hecho con bastante preocupación, tomando en cuenta estándares de la profesión y sirviendo como una gran guía el Modelo Educativo de la universidad el que sirve como referente y con  el cual se han alineado. Por otra parte señaló que lo que les corresponde en esta etapa es realizar un ajuste a la tarea realizada. “Hoy comenzamos con una actualización de nuestro plan, más específicamente en lo que se refiere a los programa de asignatura, que requiere ser actualizado, recordemos que este syllabus es el que nos orienta en cómo el académico debe desarrollar su asignatura”, explicó la jefa de carrera, agregando que la idea es que con este primer taller los académicos conozcan el constructo teórico de cómo hacerlo, para en las dos posteriores sesiones de capacitación comenzar a elaborar y  ajustar este sistema.

Juanita Escobillana además destacó la participación y entusiasmo de los y las académicas. “Como siempre en nuestra carrera se tiene la intención de hacer las cosas y la colaboración es muy importante”, añadiendo que la contribución de la asesora curricular Galia Meneses ha sido fundamental, lo que a juicio de ella es lo óptimo, siempre pensando en entregar lo mejor a sus estudiantes.

 

ARMONIZACIÓN CURRICULAR

Finalmente la académica dio a conocer el trabajo que deben realizar junto a la asesora del CIDD en relación al Convenio de Desempeño de Armonización Curricular, en el cual dentro de uno de sus hitos es la articulación entre el Centro de Formación Técnica (CFT) y la carrera. “La tarea es tener listas cuáles serán las asignaturas que se van a convalidar para las alumnas de Técnico de Nivel Superior de Educación Parvularia del CFT y que continúan estudios superiores en la universidad, de modo que este proceso sea mucho más expedito”, expresó, indicando que es un beneficio muy importante para las estudiantes.

Por su parte, Galia Meneses Riquelme, dijo sentirse bastante satisfecha por la participación y aportes realizados por los asistentes. “Ellas son un grupo muy cohesionado y participativo, esto no es nada nuevo, están continuando un estilo de trabajo que permite que la labor vaya progresando y obteniendo rápidos logros, lo que es muy particular en esta carrera”, señaló Meneses.

También comentó que al finalizar este trabajo, la carrera llega al fin del proceso total del rediseño curricular, lo que además presenta un desafío. “Con esto, las académicas se hacen cargo de la mejora continua, porque esto no es algo que se olvida y se coloca en el baúl de los recuerdos, sino que esto es constante, hasta que llegue el momento de entrar en un nuevo proceso de autoevaluación, en el cual tendrán que dar cuenta no solamente de las metodologías y la evaluación, sino que además de como se está comportando el Crédito Transferible que se declaró”, explicó.

Cabe destacar que este es un trabajo realizado en el contexto y objetivos suscritos en el Convenio de Desempeño de Armonización Curricular «Generación de valor a través de la innovación curricular y del mejoramiento de la calidad de los grados y títulos ofrecidos por la Universidad de Tarapacá». 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin